top of page
  • North Sails

Primeras impresiones del Gennaker Enrollable Helix - diseñado especialmente para navegación crucero

El experto de North, Bob Meagher, ofrece su experiencia de primera mano y explica por qué deberías considerar añadir esta vela a tu inventario.



Tuve la suerte de atender a cientos de navegantes de multicascos de crucero en los últimos 20 años, a menudo con velas de popa diseñadas para eliminar la terrible sensación de pérdida de rendimiento cuando estos barcos bear away con la mayor y el genoa. El viento aparente, la velocidad del barco y la sensación de libertad caen en picada cuando el juego de velas de ceñida simplemente no puede hacer que el barco pase de un determinado punto, y casi se puede oír al motor susurrar: "¡encendeme!".


La mayoría aprendió que los Códigos Cero de crucero ofrecen un rendimiento muy conveniente de "beam reaching", pero requieren spinnakers asimétricos más grandes que los Cero para navegar en ángulos más profundos. Siempre me gustó ofrecer dos velas para cubrir los ángulos de viento desde close reach a broad reach/run.. Y aunque ésta sigue siendo la mejor opción para quienes desean tener un rendimiento óptimo en el mayor rango de viento posible (es decir, los cruceros de larga distancia), tengo el honor de haber formado parte del equipo de desarrollo de North Sails para una nueva solución de "vela única": el Helix Furling Gennaker. Probé el Helix Furling Gennaker en varios catamaranes, desde el McConaghy 60 de crucero de alto rendimiento hasta un Lagoon 46 más tradicional. Quedé encantado al conocer sus ventajas y satisfecho con sus inevitables limitaciones.



En el muelle, uno pensaría que está frente a un Código Cero. Vive izado y enrollado, en el botalón o en la proa, listo para desplegarse. Mirando más de cerca, se ve un enrollado muy ajustado en el tercio superior, una zona en la que otros Códigos Cero pueden enrollarse demasiado flojos. A diferencia de los Códigos Cero estándar, North diseñó el Gennaker Enrollable Helix para que se enrolle de arriba a abajo, no de abajo hacia arriba, eliminando un enrollado suelto hacia el tope que tiende a atrapar el viento y a veces incluso a desenrollarse con una brisa fuerte. Y una vez desenrollado y navegando, se hacen evidentes otras diferencias en comparación con un Código Cero.


Un Código Cero de crucero tiene un gratil recto, sostenido por un cable grueso (12mm - 19mm) en una manga en el gratil, y una baluma relativamente recta, más parecida a la de un genoa, pero más llena. El Helix Furling Gennaker tiene un corte más parecido al de un spinnaker asimétrico, con un gratil curvado que se proyecta hacia delante y una baluma más redondeada, lo que da como resultado una vela más profunda, pero cuidadosamente diseñada para lograr un equilibrio. Tiene un cable antitorsión muy ligero, delgado y flexible (de 8 a 10 mm) que corre a lo largo del gratil, pero este cable tiene que soportar sólo la mitad de la carga de un cable de gratil de estilo antiguo. La propia vela cuenta con un gratil estructurado que soporta la otra mitad de la carga, lo que permite que este cable más ligero y de menor diámetro realice un trabajo superior y sin problemas en el enrollado de arriba abajo. Cuando se navega más cerca del viento, la driza se tensa como un Código Cero, permitiendo ángulos de viento aparentes de 70 grados o un poco mejores. El barco funcionará excepcionalmente bien cuando la vela se utilice como un reacher tradicional (aunque la forma añadida de la vela hace que parezca un poco "de nudillos" cuando está en modo Código Cero). La verdadera magia se produce cuando se vira a favor del viento.


Nuestro objetivo era hacer una vela que apuntara y funcionara como una Código Cero, y que se enrollara fácilmente como una Cero, pero con un rango de viento en popa significativamente mayor. Si la vela sale con el grátil tensado, sufre exactamente lo mismo que los Código Cero: termina cubierta por la vela mayor y se pierde potencia. Pero no se trata de un Código Cero con puño recto, sino de un Gennaker especialmente ágil, cuyo superpoder se activa al soltar la driza y la escota. Al soltar la driza, la vela adquiere su forma de "spinnaker" y transforma el grátil en una gran curva positiva, profundizando en el centro de la vela. Al soltar la escota, toda la vela puede girar hacia barlovento, capturando más brisa, sin que la vela mayor moleste. Lo que antes era una vela beam-reacher se convirtió en una potente vela broad reaching. Si querés navegar aún más profundo en un cat, podés mover la vela enrollada a un padeye en el casco del lado de barlovento y desarrollarla ahí, ganando otros 10-12 pies de proyección de barlovento.


Hemos navegado de forma estable hasta 125-130 grados de ángulo de viento aparente (unos 160 grados de ángulo de viento real) con 18 nudos de velocidad de viento real. No necesitamos navegar por encima de los 90 grados AWA con tanta brisa porque a ese ángulo y a más, la mayor y el genoa llevan el barco sin problemas. Cuando se navega a fondo con la driza relajada, el tope tiene una ligera tendencia a moverse un poco. Experimentamos con conseguir la misma proyección del grátil permitiendo que la amura se elevara, pero esto significaba permitir que el propio enrollador se elevara para mantener la capacidad de enrollado. No tiene sentido que el enrollador rebote dos o tres pies en el aire.


Enrollar la vela requiere un poco más de cuidado que enrollar un Código Cero de crucero. El cable de un Código Cero está siempre bastante tenso y es una vela delgada sin mucho cabo en el dorso, por lo que enrollar un Cero puede ser casi tan sencillo como un Genoa (siempre que se tenga cuidado de no dejarlo demasiado suelto en la parte superior). Con el enrollador Helix, la driza debe volver a enrollarse por completo, si se ha filado para navegar con un ángulo más amplio. Una driza más firme transmite mejor la torsión al puño de amura y, lo que es más importante, un cable flojo podría dañarse si se dobla en la parte inferior al enrollar. Un consejo sencillo: ténsela antes de empezar a enrollar. Con las velas más grandes de este tipo es casi obligatorio un molinete eléctrico, no porque haya una carga extrema en el cabo de enrollado, sino debido al número mucho mayor de rotaciones necesarias para enrollar un sistema de arriba a abajo frente a uno de abajo a arriba. Por último, a diferencia de un Código Cero de baluma recta o hueca, hay más área hacia la baluma de un enrollador Helix, por lo que deberá vigilar la baluma para asegurarse de que se enrolla sin doblarse por debajo o por encima al entrar en el rollo. Si lo hace, deje de enrollar y cace un poco la escota; se desenrollará parte de la vela y podrá volver a intentarlo. Aprender la tensión relativa de la escota al enrollar lleva un par de veces, pero es bastante sencillo. Y recuerda, si estás enrollando con prisa, ignora lo de "limpio y ordenado" y simplemente enróllalo si necesitas bajar la vela.



Por mucho, los éxitos más gratificantes de estas velas llegaron después de que yo dejara el barco. Todos estos propietarios navegan con poca tripulación; normalmente se trata de una pareja que disfruta de su jubilación y no está interesada en las molestias. Después de hablar con cada uno de mis clientes unas semanas más tarde, me encantó saber que las velas les habían funcionado tan bien como durante nuestras pruebas. Se acordaban de tensar el grátil antes de enrollar, habían determinado la tensión ideal de la escota al enrollar la vela y ya estaban jugando con la tensión relativa del grátil en varios puntos de la vela para sacarle el máximo partido. Para cada uno de ellos, se acabaron los días en los que había que luchar para sacar un gran asimétrico del tambucho de proa, o avanzar con demasiada brisa y luchar con la manga del snuffer en la cubierta cabeceando. En su lugar, el enrollador Helix ofrece una solución de una sola vela, desde el cockpir, para los navegantes que desean más potencia. Se trata de un nuevo tipo de vela excelente para una gran variedad de barcos de todo el mundo.


 

Fuente North Sails - Sailing Gear

bottom of page