• North Sails

Sistemas de cierres para Spinnakers

Una izada más suave, más limpia y más rápida.



Cuando se trata de izar su spinnaker, hay algunos detalles a tener en cuenta que facilitan (o dificultan) la vida de todos.


El ángulo del viento a menudo se subestima y esto puede causar problemas cuando el globo se iza demasiado pronto. Especialmente en aire más pesado, deslizar la driza es realmente solo para despejar la cabeza para que pueda subir libremente por delante de las crucetas tan pronto como el barco vira alrededor de la marca de barlovento. Si el globo está completamente izado antes de que el barco derive, puede contar con un golpe o un altercado si hay un barco cerca de sotavento tratando de dar la marca. En un mundo perfecto, el spinnaker está prealimentado, virado y la cabeza fluye libremente, despejada del aparejo y del foque o genoa y tan pronto como el barco vira, es un juego de quién puede tocar la campana más rápido.


¿Por qué usar cierres?

Los cierres ayudan a mantener el globo contenido, lo que facilita el deslizamiento y el izado de su spinnaker. A medida que el globo sube, los cierres lo mantienen unido para que no se infle, lo que permite unos segundos más para que la posición del mástil se levante por completo. Los cierres ayudan a mantener limpio y ordenado el pie y la baluma del globo, lo que su tripulante de proa agradecerá. La cabeza es más fácil de adelantar si el globo está correctamente cerrado, lo que garantizará un izado suave y limpio que incluso puede ayudarlo a prepararse para una trasluchada inmediata si es necesario.


Los sistemas más antiguos utilizaban bandas de velcro, lanas o gomas elásticas. Funcionaron, pero no aguantaron tanto tiempo y después de un tiempo fallaban y los restos se perdían por la borda. Tener cierres en lugar de bandas es una excelente manera de simplificar las cosas y ayudar a mantener la basura fuera del océano. En las regatas en alta mar, es obligatorio, como debería ser. Estos son los pasos que debe seguir al configurar correctamente el sistema de cremallera de su globo.

  1. Después de la arriada, enganche la cabeza al interior de la proa con un nudo corredizo. Esto ayudará a mantener la vela en su lugar y lo hará más fácil, ¡ya que estarás bajo cubierta mientras la regata aún está en marcha!

  2. A partir de ahí, junte el material entre los lados del cierre como si fuera un pan de pancho y coloque el cierre (lo mismo que cerrar el cierre de una campera, asegurándose de que los dos extremos del cierre estén uniformes).

  3. A medida que avanza hacia abajo, pase el dedo con mucho cuidado por la parte inferior del cierre para mantener el material del spinnaker fuera de los dientes. Esto es imperativo ya que si se engancha en el cierre, se romperá el material.

  4. Una vez que llegue al final, sujételo con una mano y saque el carrito del cierre del cierre. Luego, use la correa de velcro fija para asegurar temporalmente el cierre para que no se desabroche, tirando del velcro y presionando hacia abajo para asegurarlo.

  5. Una vez que el retenedor de velcro esté en su lugar, rompa suavemente el extremo del cierre para que, bajo presión, se desabroche naturalmente.

  6. Utilice esta misma técnica en el pie, asegurándose de mantener la tensión en el material mientras avanza hacia el puño. Esto evitará que se amontone y no quepa en el cierre.

  7. Una vez que haya cerrado el cierre, retire el carrito del cierre y guárdelo en la bolsa de spinnaker, o debajo de la cubierta en el mosquetón, listo para la próxima aplicación. Podés guardar el globo fácilmente ahora que el spinnaker es más manejable.

Suena fácil, ¡y en general lo es! Pero ten en cuenta que harás esto tan pronto como baje el globo y algunos barcos no tienen mucho espacio. También puede estar haciendo esto solo. Enganchar la cabeza para que no tenga que sostener, alimentar y cerrar al mismo tiempo es muy útil. Practicar este método y cronometrarse es un buen punto de partida. Dependiendo de la longitud del tramo de ceñida, es posible que tenga poco tiempo. Sentirse cómodo con el método del cierre y poder hacerlo por su cuenta lo pone en la vía rápida para convertirse en un gran tripulante de proa.


Consejo profesional: si la brisa sube y se necesita peso en el riel, intente ubicarse abajo para estar del mismo lado que sus compañeros de equipo.


 

Fuente North Sails