• Harken

Cuidado y mantenimiento de motones Harken

Si consideramos las cargas bajo las que trabajan nuestros motones, nunca apreciamos lo bien que funcionan… ¡hasta que no lo hacen! El impacto en el rendimiento de un barco debido a la falla de un motón puede ser inmenso, como analizaremos a continuación.



Un motón en mal estado puede provocar acumulación de suciedad y sal. El resultado será una mayor fricción en los rodamientos de bolillas, lo que hará que desarrollen puntos planos. Si no pueden girar correctamente, el aumento de la fricción dificulta que el motón funcione libremente, lo que a su vez hace que el trimado de la vela sea menos eficiente.

Una vez que hay un punto plano en una bola, la bola no volverá a girar correctamente, lo que hará que los rodamientos de bolillas se debiliten (y posiblemente se aplasten) mientras están bajo carga, lo que inutilizará el moton.

En el peor de los casos, el motón puede romperse por completo; si se rompe bajo carga, esto obviamente podría ser peligroso para la tripulación. Si no tiene repuestos a bordo, no podrá trimar su vela correctamente, lo que en una travesía puede requerir que se desvíe a otro puerto, acortando su viaje y costandole tiempo y dinero.


¿Cuál es la causa más común de fallas en un motón?

  • Limpieza: la sal y la suciedad no son amigables con el equipamiento de su embarcación. Si no limpia sus motones regularmente con agua con jabón, la acumulación de sal y suciedad puede resultar en una reducción de la eficiencia debido a que los rodamientos de bolas se desgastan y se deforman con el tiempo.

  • Articulación: una de las causas más comunes de falla en los motones ocurre cuando hay una desalineación entre el motón y la tracción direccional de la carga, por lo que el motón no puede girar completamente. El resultado es una mayor tensión donde no debe estar. Cargar el motón en el ángulo incorrecto reduce su resistencia y eficiencia.

  • Sobrecarga: los motones sólo deben cargarse de acuerdo con sus tolerancias específicas. Un error común es realizar cambios en su barco sin considerar la correlación con el equipamiento. Por ejemplo, si cambia las velas por unas más grandes, estas aumentarán la carga en las maniobras, que si no se revisan pueden sobrecargarse. Cuando realice este tipo de cambios, verifique las capacidades de cargas de su maniobra para que estén alineadas.

¿Cómo realizar el service a los motones?

Se debe hacer un service completo una vez por temporada. Un buen lavado después de cada navegada (o un período más largo de inactividad) contribuirá en gran medida a mantener su equipamiento en óptimas condiciones de funcionamiento.

Link video: HARKEN MANTENIMIENTO DE MOTONES

Mantenga los sistemas de bolillas de moton limpios y funcionando libremente enjuagándolos frecuentemente con agua potable. Limpie periódicamente con una solución de detergente y agua potable. Haga girar las roldanas para distribuir la solución de jabón de manera uniforme. Enjuague con agua potable. Los Ratchamatics deben limpiarse con más frecuencia para mantener el mecanismo interno funcionando correctamente.


¿Cómo saber que debo reparar/reemplazar un motón?

No existe una regla escrita, pero en general, debe realizar una revisión visual cada vez que planee navegar. También debe verificar los siguientes puntos:

• Roldanas o placas laterales deformadas por tensión: sólo pueden reemplazarse en motones Black Magic® y motones TTR2 Air®. Sino debe cambiar el motón

• Grilletes agrietados, corroídos o alargados: Reemplácelos inmediatamente. Puede indicar que se requiere un motón más fuerte. Revise el motón en busca de otros daños.

• Fijaciones blandas y loops desgastados o descoloridos: reemplácelos inmediatamente. Inspeccione periódicamente en busca de signos de daño o desgaste por los rayos ultravioleta.


En resumen…

  • Recuerde que si aumenta el tamaño de sus velas debe asegurarse de que las cargas no sean demasiado grandes para el equipamiento de su cubierta.

  • Haga una revisión visual antes de navegar. No hay nada peor que soltar un grillete y perder el pin.

  • ¡Limpieza! Lave sus motones después de su uso y/o períodos de inactividad.

  • Asegúrese de que los motones estén correctamente alineados con la carga.

  • Menor mantenimiento = mayor fricción = menor eficiencia


 

Fuente Harken Inc. / Harken Argentina