• B&G

Pilotos automáticos B&G Parte 3: comprender las funciones de performance

En esta 3er entrega, te contamos cómo tu piloto automático puede darte una ventaja en regatas.



La mayoría de las personas saben cómo encender y apagar su piloto y ajustar el rumbo utilizando los botones de incremento de 10 grados o 1 grado. Algunos pueden cambiar entre la opción de Compás o la de Dirección de viento, pero en la mayoría de los casos se utilizará el rumbo del Compás.


Sin embargo, los pilotos automáticos de hoy también son capaces de timonear y en algunas condiciones, hacerlo mejor que una persona. Para lograr esto es necesario comprender el siguiente nivel de controles, cómo funcionan y cuándo y por qué ajustarlos. Hacer esto requiere un poco más de tiempo en la configuración, pero es un tiempo bien empleado, especialmente si navega con poca tripulación y/o en alta mar.


"En términos generales, la cantidad de grados de timón a ajustar y la forma en que se traslada esta información al hidráulico del piloto automático se calcula a partir de la suma de tres factores claves conocidos como controles de retroalimentación: "Proporcional", "Integral" y "Derivada", o más conocido como PID ", explica Matt Eeles, director de productos de B&G. "A bordo del barco, estos tres factores pueden ser ajustados por el timonel mediante tres funciones".



Ganancia de timón - (P)

Modifica la cantidad de ángulo del timón utilizado para volver al rumbo y qué tan rápido se aplica. Aumentar la ganancia significa que el piloto automático responde rápida y agresivamente a cualquier solicitud. Esta es la función principal que se utiliza para asegurar que el piloto automático responda de manera adecuada a las condiciones actuales.


"Es habitual que las personas piensen que lo más conveniente es obtener grandes ganancias de timón en todos los casos, pero la realidad no es tan simple.”


Para entenderlo mejor, compare esto con la dirección de un automóvil: cuanto mayor es la velocidad a la que vamos, menor será el cambio de ángulo que debemos hacer en la dirección (y además lo haremos más lentamente) que cuando vamos a una velocidad menor donde haremos un cambio de dirección mayor (y más rápidamente). Como vemos, la cantidad de ganancia varía con la velocidad.


Auto Trim - (I)

Esta función aprende cuál es el ángulo de timón que se requiere para mantener un rumbo estable. Al modificar esta configuración, se ajusta la velocidad con la que el piloto automático aprende a hacer frente a la presión del timón cuando estamos navegando.


“Para evaluar y configurar la función Auto Trim, navegue su barco en un reach con el piloto automático apagado y timonee manualmente hasta que esté satisfecho con la sensación y la presión en el timón. Encienda el piloto automático y espere hasta verificar que el rumbo continúa siendo el mismo. Ahora aumente un poco la presión en el timón, por ejemplo, cazando la escota de la vela mayor. Si el piloto automático no compensa lo suficientemente rápido, debe reducir el ajuste automático para permitir que aprenda más rápido".


Contra timón - (D)

El Contra timón es la función que aplica el timón en la dirección opuesta para evitar sobrepasarse del rumbo requerido.


“Para verificar esta función, navegue su barco a motor y observe el ángulo/rumbo con el que ha comenzado y hacia dónde desea que se dirija el piloto. Luego, haga grandes cambios de rumbo, de 20 a 30 grados a la vez. A partir de esto, podrá ver si el piloto está ajustando de más (y por lo tanto debe volver atrás describiendo un zigzag en la estela) o si ajusta de menos al cambiar el rumbo. Si ajusta de más, aumente el Contra timón. Si ajusta de menos, disminuya el Contra timón".


A continuación, algunos consejos para recordar la importancia que estos tres controles tienen para lograr que el piloto timonee cómo Ud. desea:

  • Ganancia de timón: ajústelo para que el piloto automático timonee tan bien como usted. El 80% del tiempo es esta configuración la que Ud. estará modificando.

  • Auto Trim: ajústelo para que el piloto automático timonee mejor que usted.

  • Contra timón: ajústelo para hacer que el piloto automático timonee mejor que usted.

Los mejores consejos de Matt

  • El control remoto inalámbrico (WR10) es un kit importante, sino esencial, que le permite controlar al piloto desde cualquier lugar del barco.

  • A menos que el barco esté a punto de perder el control, o exista un riesgo de colisión, resista la tentación de hacerse cargo cuando el piloto no se comporte como esperaba o deseaba. En cambio, observe para ver qué sucede. Tendrá una mejor idea de qué modificar para mejorar las cosas si puede comprender qué intenta hacer el piloto y por qué.

  • Sepa cuánto tiempo le lleva al barco modificar y alcanzar el nuevo rumbo después de derivar una marca, especialmente si está a punto de izar el Spinnaker. Así evitará cometer el error de izarlo antes de tiempo y correr el riesgo de irse a la orza.

  • Si ha intentado calibrar el piloto y todavía tiene problemas, o si sus instrumentos se han descalibrado misteriosamente, verifique que no haya ningún metal cerca del compás. Verifique que ningún tripulante haya colocado la caja de herramientas, el ancla o un teléfono cerca del compás, o que algo metálico se haya caído y ahora este cerca e interfiriendo con el compás.

  • No espere demasiado de su piloto demasiado pronto. No lo encienda por primera vez cuando está virando la marca de barlovento.

  • Y espere equivocarse. Se necesita tiempo para obtener la configuración correcta y tiempo para generar confianza.

 

FUENTE B&G INTERNACIONAL